imagen gente comprando en rebajas

Francia busca un modelo más atractivo para las rebajas

Todo puede cambiar a partir de 2019. El Gobierno galo, de acuerdo con los comerciantes, pretende reducir los periodos de rebajas de invierno y de verano a partir del próximo año de seis a cuatro semanas. La intención es recortar esa cierta pérdida de interés que perciben por parte de los consumidores.

Estos cambios, según ha explicado en medios franceses la secretaria de Estado de Economía, Delphine Gény-Stephann, se formalizarán mediante una ley. Además, precisó, que también se baraja instaurar un corto periodo de promoción simultáneo en todo el país que sería como un “Black Friday a la francesa”, según recoge Efe.

Serían “dos o tres días” de acciones comerciales “para suscitar el interés del consumidor, para hacer promociones en las tiendas”, ha señalado la secretaria de Estado de Economía.

El Ejecutivo francés, después de consultar al sector el verano pasado, ha llegado a la conclusión de que los comerciantes quieren mantener los dos periodos de rebajas –verano e invierno–, y ha constatado la ligera erosión de los clientes por el desarrollo del comercio electrónico y de las ventas privadas.

Por ello, la idea es “recortar los periodos de rebajas, de seis a cuatro semanas, para que estén más concentradas y sean más atractivas e interesantes para los consumidores”.

Madhouse
No hay comentarios

Publicar un comentario

5 × 2 =