Cómo vender más y mejor

Hablemos de lo importante que son los programas de fidelización. Los clientes quieren verse recompensados por ser clientes, y para mantener el compromiso con la tienda o marca en cuestión, nada mejor que recibir unos vales descuento o incentivos para el consumo futuro. Además, otra cosa que se ha demostrado es que a las empresas les sale mejor vender más a los clientes actuales antes que invertir en buscar nuevo público.

Un estudio de American Express España concluía que más del 80 % de los consumidores nacionales utiliza alguna tarjeta de fidelización, siendo el valor medio de los regalos recibidos al año de más de 200 euros. Si añadimos que, en algunos comercios, como las estaciones de servicio Carrefour o la cadena de hoteles Meliá, el 60 % y el 40 % respectivamente de las ventas se generan gracias a esos programas, se entienda la importancia de estas acciones en un mundo cada vez más global y competitivo, señala en un artículo El Confidencial.

Sin embargo, sigue el texto, un informe de Maritz señala que el 70 % de los encuestados manifestaba que terminaron por abandonar estos programas ante la imposibilidad de llegar a las recompensas. Además, la acumulación de distintos programas de varios sectores, la falta de digitalización o que caduquen los puntos conseguidos terminan por saturar al cliente y generan el efecto contrario al deseado.

Curiosamente, a pesar de que el 77 % de esos encuestados aseguraba utilizar tarjetas físicas, dos de cada tres reconocían que les gustaría contar con una aplicación donde poder tenerlas unificadas. Y es en este punto donde la tecnología Blockchain puede sumar valor.

Gracias a la ‘tokenización’ de esos puntos o vales de fidelización puede cobrar sentido la idea de crear una plataforma donde conectar a comerciales y consumidores. A través de Blockchain se pueden centralizar programas completamente distintos de fidelidad, de forma que sea el cliente quien decida cuándo consumirlos, intercambiarlos por otros o simplemente convertirlos en alguna forma de dinero. Esto supone una reducción de costes para todos los comerciantes, lograr procesos seguros al ser la base de datos distribuida y una excelente oportunidad para ofrecer al consumidor valor añadido.

Desde el punto de vista del comerciante, este tiene la posibilidad de emitir una moneda digital en vez de sus clásicos cupones, tiquetes regalo o puntos. Se crea así una nueva forma de ofrecer incentivos por compras que representan a esos medios clásicos en formato digital. “Si existiese una plataforma donde pudiesen converger todos los comerciantes y los clientes, se podría desde lanzar ofertas conjuntas de varios negocios hasta identificar hábitos de consumo”, dice el autor del texto.

BEN10 escape room
No hay comentarios

Publicar un comentario

cuatro − tres =