Es la primera venta del banco en 2017 en el marco de su estrategia para acelerar la desinversión en activos inmobiliarios. BBVA ha vendido una cartera de cerca de 3.500 inmuebles, agrupados bajo el nombre de 'proyecto Buffalo', aprovechando el favorable escenario de mercado...